LO QUE LOS HUMANOS NO OÍMOS…

Publicado: 19/11/2011 en Entradas libres

Hola a todos,

sabemos que una de las características principales (y diferenciadoras con el resto de animales) del ser humano es el lenguaje, una forma de comunicación que de forma oral es percibida por el sentido del oído. Sin emargo, los animales también se comunican entre sí, y en algunos casos, los seres humanos no pueden captar esta información.

Muchos animales oyen una gama de frecuencias más amplia que la que son capaces de oír los seres humanos. Por ejemplo, los silbatos para perros vibran a una frecuencia alta, que los seres humanos no son capaces de detectar. El oido es el segundo sentido más desarrollado del perro. Posee unos pabellones auditivos muy grandes y una gran capacidad de orientación para buscar el origen del sonido. Gracias a esto obtienen una percepción muy elevada de los sonidos, siendo capaces de distinguir incluso sonidos muy leves y lejanos con facilidad. Además, el oído del perro es más sensible a sonidos de alta frecuencia, pudiendo percibir sonidos de hasta 60.000 Herzios frente a los 20.000 Hz que podemos nosotros. Además, son capaces de discriminar con bastante exactitud la procedencia de dos sonidos, con un mínimo de separación de 4-8º.

Otro caso curioso es el del murciélago, animal que no tiene el sentido de la vista, y que se orienta gracias al del oído. Al no poder ver, ellos mismos provocan un sonido “ultrasonico” que rebota en la materia, hacia ellos, y asi permitirle esquivar lo que tiene en frente . En cierta forma estan visualizando con estos sonidos que ellos mismos producen , paredes, columnas, arboles, personas , etc.

Este tipo de orientación a través del sonido es característico también en los delfines, que para obtener información sobre el ambiente, emiten sonidos cuya frecuencia oscila entre menos de 2.000 y más de 100.000 Hz. Podemos percibir los que son audibles para nosotros como una serie de golpecitos, que pueden darse como sonidos individuales o como una sucesión de sonidos unidos entre sí. El delfín no solo puede determinar la distancia y el rumbo, sino también el tamaño, la forma, la textura y la densidad de los objetos. Además, también pueden recibir más información que nosotros por el mero hecho de alterar el tono de uno de los golpecitos dentro de la sucesión y, como cada golpecito que rebota es diferente, puede hacerles llegar un mensaje diferente. De este modo, una sola sucesión de ecos produce una compleja imagen mental de un objeto.

 

MARIO GALLARDO ZAMORA

 

http://aparatoauditivo.blogspot.com/2007/08/gama-de-frecuencias-que-escuchan-los.html

http://es.answers.yahoo.com/question/index?qid=20080511092347AAr7hbx

http://marenostrum.org/vidamarina/animalia/mamiferos/cetacea/delfin/sonido.htm

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s