Cámara anecoica

Publicado: 15/01/2012 en Introducción al Audio Digital

Buenos días a todos!!

Aquí os dejo otro artículo que he encontrado que me parecía interesante. El artículo en cuestión lo he extraído de la página acústica.web.

 

En 1951, John Cage visitó la cámara anecoica de la Harvard University. Cage entró en la cámara esperando escuchar el silencio, pero escuchó dos sonidos, uno alto y uno bajo. Cuando los describió al ingeniero responsable, le explicó que el alto era del sistema nervioso y el bajo era la circulación de la sangre. El sistema nervioso no hace ruido, en realidad lo que escuchó era el típico zumbido agudo que escuchamos en ausencia de sonido llamado tinnitus.

Independemente, Cage había ido a un lugar donde esperaba escuchar el silencio total y no lo consiguió. Se dio cuenta que el silencio no existe: “Hasta que yo muera habrá sonidos. Y ellos seguirán después de mi muerte. Uno no tiene que temer sobre el futuro de la música”.

En los recintos cerrados cuando una onda sonora incide sobre una superficie se da un efecto de reflexión, la onda se aleja de la superficie; y un efecto de absorción, que absorbe parte de la energía mecánica de la onda tras el impacto contra la superficie en cuestión. En una cámara anecoica esto no ocurre ya que es una sala especialmente diseñada para absorber el sonido que incide sobre sus paredes, suelo y techo, anulando los efectos de reflexión, eco y reverberación del sonido.

Están aisladas del exterior y constan de unas paredes cubiertas con cuñas construidas de materiales que absorben el sonido y aumentan la difusión del escaso sonido que no se absorbe. Entre estos materiales están la fibra de vidrio o espumas porosas.

 

Image

Image

La efectividad de una cámara anecoica se mide en dB de rechazo (la relación entre el sonido directo y el sonido reflejado dentro de un recinto). Una cámara debería proporcionar un rechazo mayor a 80 dB entre 80 Hz y 20 kHz, lo cual es excelente para una cámara de tamaño mediano. Para medir las críticas octavas medias y superiores, una cámara anecoica sigue siendo la única herramienta verdaderamente confiable para realizar mediciones precisas.

En ellas podemos estudiar todo tipo de simulaciones acústicas aunque las que más se realizan son de teatros y auditorios, y también nos son útiles para encontrar los diagramas de directividad de los altavoces.

 

Image

Image

Actualización
Los laboratorios de Benefield son la mayor cámara anecoica del mundo y, en vez de estar aislada con materiales absorbentes del sonido, esta llena de materiales absorbentes de radiación: 816.000 conos de espuma diseñados para minimizar la reflexión de las señales de radio frecuencia. Está ubicada en el desierto de Mojave, California.

Image

Image

Información extraída por completo de: acústica.web

David Dimas Vaz
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s